fg

Marcas Invisibles de Injusticia en la Piel


Playlist: 
Kwabs - Fight For Love 
Thoss - Swing 
The Suffers - Make Some Room 
Luca - Best On ft. Tei Shi 
Wray - I Am A Loner 
Locución: floritura dj 
Duración de la pista musical: 18.33 min.


 

Ando últimamente algo decepcionado con la especie humana, subespecie gente cercana a mí. Parece que nos hemos instalado todos en aquella terrible frase, egoísta e insolodiaria de "tu problema es tu problema, no el mío", o, a lo peor, con una solidaridad gastada, tibia, carente de valor. La misma que desplegamos cuando vemos los que mueren en las pateras cruzando el océano, "pobrecitos", y seguimos a nuestros quehaceres. Analizar esta situación, aplicándola a mi y al momento en el que estoy inmerso, es francamente doloroso. Creo que lo que mas me hace daño y me hiere es esta suerte de memez social en el que nos hemos visto envueltos, donde vivimos en compartimentos emocionales completamente estancos. No parece haber lugar para el dar un paso adelante, el distinguirse de los demás. La consigna, no escrita pero asumida por todos es "no te metas en problemas". Y así nos va, causandonos mas problemas por no atajarlos a tiempo, por no ser eficaces emocionalmente, salvo si lo hacemos a tiempo parcial. Estoy por crear una Brigada Afectuosa Social. Voluntarios, simpatizantes y aficción en general, nos vemos en las barricadas de lo cotidiano. Ahí se dirimen las luchas mas encarnizadas de hoy en día. (Hoy estuve pensando en los días que hemos sido tan felices. Nunca se borrarán.Necesito acorazarme con sensaciones vertiginosas que me mareen)El Detective Amaestrado 

Cerrar los ojos sabiendo que el mundo aún espera una explicación que solvente tantos agujeros y que lo único que podamos hacer es cansarnos hasta que nos duelan los dedos de tanto pulsar botones. En algún punto de África de vez en cuando alguien averigua minutos antes de morir que ha sido manipulada hasta el genocidio. Ecologistas, científicas, políticas, economistas, biólogas, todas enfrentadas mientras nosotras bailamos sin saber que aspecto tiene realmente nuestro gen egoísta. Ese que es capaz de hacernos sentir la evolución como un pasillo tan largo que nos hará más viejas pero no más listas. Aprender es saber mirar dentro de los errores de otras hasta ahogarse en ellos y cuando la esperanza está perdida recuperar la compostura, sacudirnos el polvo y seguir andando hasta que el corazón decida que la partida que empezamos hace siglos es un juego demasiado complejo para nosotras.Olivia/Alex Howard 

Me declaro mujer porque he renunciado a la estética universal, a la cocina, a los hijos y a los jefes, porque mis piernas son transparentes y mi deseo está intacto, porque atino tan sólo a una punta del espejo, acabo de llorar junto a mi madre y lavo resignadamente mis ropas, porque acudo con tiros en la recámara cuando la cabeza se corroe y te recuerdo, porque asumo mi feminidad desde las 6 a.m. y a veces trafico con mis heridas, porque me declaro impaciente, y de vez en cuando soy los hombres que coleccionan vientres, porque me deshojo en cada otoño y no tengo primaveras posibles, (a no ser los gestos de tu noche azul), porque mi hermano está ausente y su fotografía recorre los pasillos de nuestra latitudinal casa me declaro mujer porque también consigo putas y al otro día sufro de amnesia, porque fumo tabaco y aquel niño ha descompensado mis pupilas, porque mi parte masculina se quedó atascada en los ojos de aquella muchacha hermosa, porque aprendí a defender la vida de quienes han muerto, porque venero las diosas milenarias y mi padre ahora me acompaña en un pequeño baúl hecho de polvo, porque no soy sabia pero mi instinto es científicamente prodigioso, porque voy al ginecólogo, al mercado y al dentista con la misma incertidumbre y sin dinero me declaro mujer porque en mis tempestades soy menos frágil, puedo ejercer la autodeterminación el auto desconocimiento y el auto padecimiento porque me hubiera gustado recobrar la amiga disipada en el absurdo, porque perdí el alma feriándola por un beso, porque mis senos no son más extensos que las letras de mi nombre, porque un día conocí el amor olvidé con quién y al otro día era sábado porque mi pasatiempo son las recetas para dormir, y sueño un amanecer en el sur y con luciérnagas me declaro mujer en toda la extensión de mi territorio, desde el musgo que atora mi razón, hasta la firmeza de mis perfumes, con la vida que me corresponde, y a partir de mi acostumbrada e inédita forma de saberme mujer.Ana Guzmán 

Hay muchas mujeres lapidadas a lo largo de la historia. Su vida fue de jaurías y de toros rabiosos de sangre alzada de mordeduras largas. Mujeres que le devolvieron al mundo la embestida, que se inmolaron o tuvieron que matar para seguir viviendo, esas que en la hora más oscura roturaron el campo con sus uñas para que vos y yo pasemos. Hondas mujeres que quizás una lenta madrugada marcharon al fuego o a la horca por cosas tales como desordenar el orden público por inventar una nueva manera de descifrar la vida por tener voz o por infieles o ateas. Ellas ya no están. Sus cabezas reposan sobre un siglo o dos. Sus ojos ya no existen. Pero de ellas perdura una hebra sutil un hilo ciego que sin saberlo nos hace crecer y despertarnos en la noche con unas ganas inmensas de vivir de derribar todos los muros de desafiar todas las hogueras así como de amar y de pulsar todas toditas las guitarras de la tierra.Ana Ilce Gómez 

He decidido que no iré a la guerra -a ninguna guerra- En las noticias sobran las palabras y en las almas faltan bombas de respeto y sensatez. La plaza de todos los pueblos es un buen lugar para sentarse todas las mujeres, quiero imaginar todas las plazas llenas, todas las guerras vacías. Sí, he decidido que no iré a la guerra. Puerta por puerta, como una antigua vendedora de elixires, llamaré para vender la paz al precio de una sentada en la plaza del pueblo. Las mujeres tenemos la paz en las entrañas y no parimos guerras. Mientras los hombres matan a los hijos lloramos lágrimas de sangre, en súplicas desvanecidas al carón de las trincheras del hogar. El undécimo mandamiento golpea los pechos que cobijan la vida -No mates a mi hijo no mates al padre de mi hijo, no mates a mi padre; no mates a sus madres no violes a sus hijas- ¡ No matar No violar ¡ Las guerras matan las manos del poder. En la plaza del pueblo hay sitio para todas las mujeres que siguen empeñadas en crear vida. Y al otro lado, los hombres se alejan para destruirla. Por eso, he decidido que no iré a la guerra ¡ a ninguna guerra!Juana Corsina

0 comentarios: