fg

Pide Por Esa Boquita


Playlist: 
Piers Faccini - Bring Down The Wall 
Young Rising Sons - High 
Powers - Closer 
Kris Angelis - Heartbreak is Contagious 
The Landing - Anxieties 
The King's Parade - Bunched Up Letters 
Júníus Meyvant - Honey Babe, Don't Be Late 
Mattis - Loverboy 
Jalen N'Gonda - Why I Try 
Panic is Perfect - Bobby Black 
Mantua - Feel The Wheels 
Sandra Kolstad - Zero Gravity State Of Mind 
Locución: floritura dj 
Letra del texto: El Cajón de Gatsby// Entre Suspiros y Un Café 
Duración de la pista musical: 37.28 min. 
Producción, mezcla, locución by floritura dj



 


No importa cuántas veces te digan que no puedes. ¿Una? ¿Diez? ¿Mil? ¿Un millón? Da igual. La única verdad que hay en todo eso es que eres tú quien decide si puedes o no. Y punto. No hay más. Te van a decir tantas veces que seas alguien que no eres… Que no corras, que hagas mejor esto que lo otro, que eso que piensas es un error, que cómo se te ocurre, que quién te crees que eres, que te pongas a la cola, que eso es una locura, que lo dejes. No hagas caso. No hagas ni puto caso, nunca.Y di que sí. Siempre si que sí antes de decir que no. Believe me (Beeliin mii), el tiempo y la vida ya se encargarán de ponerte los puntos donde consideren que tienen que ponértelos. Pero mientras, tú di que sí.Corre, salta, lucha, disfruta, pelea por lo que quieres, sal, descansa, vuelve a empezar, déjalo todo, aprende algo nuevo, cáete, suda, atrévete, equivócate, viaja, haz magia, comparte, diviértete, haz el amor, llora, grita, enfádate, quiere, abraza, cambia, levántate. Sobre todo eso: levántate siempre. Y no te confundas, tu peor enemiga siempre serás tú misma. Fuerza de voluntad no es hacer, sino dejar de hacer.¿Qué la vida es difícil? Claro que es difícil. ¿Quién te dijo que era fácil? Nadie, ¿verdad? Nadie te ha prometido nunca que lo fueses así que, levántate. Mueve el culo. Todo lo que merece la pena es difícil y si te han contado lo contrario te han mentido. Aterriza, que hay una pista esperándote.Espabila. Nada ni nadie va a esperar por ti eternamente. ¿Eso de que los trenes pasan solo una vez? Verdad verdadera. Súbete, que para bajarse siempre hay tiempo. ¿Qué va muy rápido? Claro. La vida se pasa así, en un flash. Un día de estos, si tienes mucha suerte, tendrás ochenta años y te parecerá que no has tenido tiempo suficiente para hacer todo lo que te hubiese apetecido hacer. O no. A lo mejor habrás hecho todo lo que querías y te vas tranquila.Que no te mientan, no existe ese libro en el que pone cómo y cuándo hacer las cosas. Eso lo tienes que escribir tú. Haz las cosas cuando te latan, no cuando las hagan los demás. Tus sueños son tuyos, que nadie te los toque. No lo permitas.Aprende a dejar ir y a irte tú también. Corre si lo necesitas, como si no hubiese un mañana, porque de hecho tal vez no lo haya y date el gusto de descubrir quién corre detrás de ti.No necesites, simplemente quiere. Quiere mucho y aprende a querer bien, hasta que te duelan las manos y se te gaste la voz. Con el tiempo te darás cuenta de que en el fondo una no se arrepiente de querer y que, al final, gana más la que más da. Siempre.Sueña. Fuerte. Mucho. Bonito. Todo el rato. Sin parar.Hazte eterna. En una canción, en una carta, en una foto, en los recuerdos de otra persona. Créeme, no estás aquí por casualidad. Y si así lo fuera, eres una casualidad maravillosa. Sí, tú, te estoy hablando a tí.Muévete. Ahora mismo. Vaaaaaaaa Es sólo un momento, de verdad. Busca un espejo y mírate. ¿Qué ves? ¿Te gusta? ¿No? ¡A qué esperas entonces? Cámbialo. No eres un árbol, ¿sabes? Así que ponte a ello. Hacen falta 21 días para crear un hábito y una simple decisión resistente para romperlo. Tú decides.Levántate. No hablo de los pies, hablo del alma. Levántate por lo que te hace feliz y contra lo que no te gusta, levántate por quien se merece que te levantes, levántate por ti y por todas tus compañeras. Que te levantes, mira que voy. Que se vea a qué has venido. Hay cosas ahí fuera esperando a que alguien las haga. No te las pierdas.Y cuando te estampes y ruedes cuesta abajo, que lo harás, recuerda que un corazón roto duele, pero más duele lo que no te atreves a hacer nunca. El Cajón de Gatsby

Te mereces el arco iris que sale siempre tras cada tormenta, a veces tan débil, que sólo los más observadores pueden verlo. Ese que brilla cuando el barro te llega hasta las rodillas y el flequillo mojado te tapa los ojos. Ese que colorea sin permiso allá donde se posa.Te mereces sentirte el rey del mundo o la reina de todo el reino. De poder y querer. De no caer. De andar y correr. De sacar siempre un cinco a la primera y mover ficha a tu antojo. De tener un arco cargado de flechas y tirar siempre a acertar.Te mereces llegar el primero, entrar el último y salir en brazos. O al contrario. Elegir podium y ponerte la medalla que máste guste. Festejar hasta lo más pequeño. Y anunciarlo a bombo y platillo. O en petit comité. Elegir con quién y qué. El para qué es tuyo. No esperar al minuto cero.Te mereces los saltos sin caída y las caídas entre algodones. Correr de puntillas, saltar hasta tocar el cielo. Equivocarte y dar media vuelta. Lanzar la pelota lo más lejos que puedas y no ir a buscarla. Y salir en dirección contraria. Elegir dos postres y no acabarte ninguno.Te mereces esa alegría que te encuentra en mitad de la nada, la que pretende quedarse y no espera a nadie más. Los fuegos artificiales de medianoche y los bailes de gala en que puedes no ir de etiqueta. Los regalos inesperados y las fotos que te favorecen. Las llamadas que te descolocan y los guiños de ojo de tú ya sabes quién.Te mereces los sueños que se hacen realidad y los que se hacen de rogar. Los viajes sin equipaje y sin billete de regreso. Cada una de las horas robadas al sueño, las madrugadas locas y las tardes improvisadas sobre la marcha. Los atardeceres de película en la que tú eres el prota.Te mereces pintar el lienzo de tu vida como a ti mejor te plazca. Elegir los colores, difuminar los trazos y resaltar las sonrisas. Asumir tus responsabilidad y decidir qué hacer con ellas. No cumplir los cánones, sino cumplir los tuyos. Tenerlos o incluso no tenerlos. Crearlos.Te mereces los besos que te han dado y los que vendrán. Los robados y los soñados día y noche. El cariño de los tuyos y el tuyo hacia ti mismo. Cada palabra bonita, cada piropo con picardía, esos que te sacan los colores sin remedio. Cada persona que entre, cada despedida que se cueza. Cada página que escribas en tu diario.Te mereces todo aquello que te aporte, te nutre y te hace crecer. La paz cuando sabes que hiciste bien. Los nervios de cuando algo bueno viene ya. No tirar la toalla antes de tiempo, recogerla si hace falta. De lo bueno, lo mejor. Lo que te ofrecen y te regalan. No conformarte y pedir. Respeto.Te mereces subir en un globo aerostático y admirar las maravillas que te pierdes a diario. Ver más allá y elegir el paisaje en el que vas a aterrizar. Aunque sea de emergencia y gritando a pleno pulmón. Volar libre e ir soltando aquello que te sobra. Que te lastra, te arrastra y te mantiene atado a tierra. Te mereces los días soleados y la energía del verano. Los abrazos a la luz de la luna y los abrazos bajo la manta, con una taza de café en mano. El contacto y el calor humano. Los cruces del destino que te llevan a lugares de los que no quieres volver y las casualidades que no te terminas de creer. Por buenas. Por increíbles. Por fascinantes.Te mereces las felicitaciones, las que te has ganado por ti mismo. A pulso. Contra viento y marea. Y también las fáciles. Las recompensas y agradecimientos, por lo que sea. Las disculpas con sentimiento y el perdón que a veces tanto cuesta. Rectificar los pasos en falso y equivocarte antes de dar en el clavo. Es de humanos, dicen.Te mereces vivir a lo loco y parar en cada pausa que te inventes. Volar hacia donde la imaginación te lleve y construir con tus propias manos aquello que de noche sueñes. O de día, cuando más promete. Reír con motivos y sin ellos, sin buscar excusas ni momentos. Bailar al ritmo que te inventes e ir improvisando los pasos. Componer tu propia letra.Te mereces eso y todo lo que quieras.Pero quiérelo.Y no te conformes con menos. Dicen que tenemos lo que merecemos. Entre Suspiros y Un Café

Imagina Paraisos (Para Vivirlos Hoy)



Playlist: 
Futuro Pelo - Bluff (feat. Agnès Aokky) 
Amelia Payne - Down 
Gavin Turek - My Delight 
Kidä - Girls 
Rationale - Deliverance 
Anousheh - Get to You 
Powers - Heavy 
Lucky Rose - Wild One (ft. Tep No) 
Magic Giant - Jade 
N2N - Every Moment (Radio Mix) 
Locución: floritura dj 
Letra del texto: Guayarmina 
Duración de la pista musical: 31.42 min.

 

 
A veces nos empeñamos en querer conocer a fondo a nuestras parejas, a nuestras amigas, nos empeñamos en hacer las radiografías del alma de otras personas, y nos dejamos de conocer a nosotras mismas. Dejamos de conocer qué nos está pasando esos días en que las hormonas se nos revolucionan, por qué a ratos tenemos ganas de fumar o de mordernos las uñas, por qué hay días en que la euforia nos hace dar un pingo de la cama o por qué otros no tenemos ganas ni de asomar la nariz por fuera de las sábanas. Nos desconocemos hasta el punto de dejarnos influir por relaciones que a veces nos pasan factura, dejamos que un ambiente laboral cargado nos fastidie el día o la vida, que un espejo nos regale el reflejo de algo que no del todo nos gusta. Dejamos que un coche que transita por nuestro lado en un día lluvioso nos moje con el agua que levanta al pasar y lo que es peor, dejamos que eso nos enfade sin ni siquiera pensar en por qué nos estamos enfadando. Damos mucha importancia a cosas que no la tienen, desconocemos que el hecho de estar aquí y ahora vivas es más significativo que cualquier otro hecho. Que el día que estamos tristes estamos tristes por algo, que ese tirón en el cuello tiene que ver con alguna herida vieja que está dentro de nosotras, carcomiéndonos, que no hemos logrado sanar. No nos miramos hacia dentro, seguimos mirando hacia afuera, buscando en los demás esos gestos y esa aprobación que nos merecemos de nosotras mismas. Nos negamos los placeres, nos azotamos con culpas, sin preguntarnos por qué. Nos preocupamos por arrugas, por esas velas de cumpleaños a las que a veces nos gustaría dar la vuelta, el numerito de la izquierda en la derecha y al revés, sin darnos real cuenta de que los años que soplamos nos nutren de experiencias, de maravillosos momentos vividos en los que crecimos y aprendimos, sin reparar en que la vida no es un instante congelado del pasado ni un sueño idealizado del futuro, sino todo un camino de instantes que se viven y se suceden ya. Nos desconocemos y lo realmente peligroso de este hecho es que no nos podemos dar todas esas cosas que nos gustan. Sabemos qué postre le gusta a nuestro sobrino, qué regalo le haría ilusión a nuestra mejor amiga, qué posición le hace disfrutar más a él o ella en la cama, pero en muchas ocasiones dejamos de sentirnos plenas porque nadie sabe qué postre nos hace feliz a nosotras, qué regalo nos haría especial ilusión o qué posición del kamasutra nos haría realmente aullar. Es posible que nadie lo sepa, ni nosotras mismas a veces. Porque no nos miramos hacia dentro, porque en vez de cerrar los ojos a ratos y respirar y observar esa pena que está incrustada en los hombros, esas lágrimas que los días de luna pugnan por salir, nos miramos a un espejo y nos criticamos, nos enfadamos con las manchas que salieron nuevas, con la carne que da forma a nuestras caderas y a nuestros vientres, con el pelo que se crespa cuando sopla la brisa porque está irremediablemente vivo. Miramos un reflejo y miramos a los demás. Y hasta nos gusta saber cómo nos ven las otras personas… ¡qué cosa tan absurda! si nos viésemos de verdad y nos reconociésemos tal cual somos nos importaría tan poco lo que pensasen de nosotras. Hazte experta en ti misma, tómate el tiempo que necesites para ti, para observar tu tristeza, busca a esa niña que aún está adentro tuyo llorando por atención, por un pastel que nunca le trajeron, por ese regalo que no le satisfizo, por ese amor que buscas en otros y nunca te alcanza a rozar verdaderamente el alma. Si eres experta en ti misma, los demás sabrán cómo llegar a ti, porque fácilmente sabrás quien puede y quién no puede accederte. Si te conviertes en experta en ti misma sabrás distinguir mejor las bondades y los deseos de las personas que quieres y cubrirlas sin faltarte a ti, sin darte de más o de menos, sin fallar en las expectativas. Solo basta mirar, observarse, escucharse. El cuerpo nos habla y el alma también, cierra los ojos, medita, respira, mírate hacia adentro, un día, otro día, mira cómo cambias, cómo creces, cómo maduras, cómo evolucionas. Abróchate el cinturón que vienen curvas… ¡Te deseo Buen viaje interior!Guayarmina

Amor Sin Etiqueta(s)


Playlist: 
Bakermat - Baby 
Martin Garrix & Dua Lipa - Scared To Be Lonely 
Kav Verhouzer - Shot My Love Down (ft. Modd) 
Naaz - Sadboy 
Broken Back - Halcyon Birds (LarryKoek Remix) 
Rainsford - Too Close (Ninski Mickey Valen Remix) 
Filous - Goodbye (ft. Mat Kearney) 
Bearson - One Step At A Time (feat. Natalola) 
The Magician & Julian Perretta - Tied U 
Eloq - Diamonds 
Koni - Mad About You (ft. Danelle) 
Locución: floritura dj
Duración de la pista musical:  34.55 min.




Nada nos reconcilia más con la vida que sentir que nos quieren. Que a pesar de nuestros defectos y nuestras incertidumbres, que más allá del tira y afloja en la búsqueda de una imperfección absurda que nos atormenta y aturde; alguien nos ame pese a todo o quizá por eso mismo. Amar es un don y un desafío. Un regalo y un constante ejercicio de equilibrio. Mil silencios envueltos en palabras. Una certeza barnizada de exilios; una isla en un mar de soledades. Tal vez por eso, a pesar de que a veces duela y aunque no encontremos siempre la respuesta exacta, no podemos ni debemos renunciar al milagro que representa, ni dudar de ello. Porque nada es más injusto que valorarlo sólo cuando nos falta o vacilar cuando lo sentimos cerca; nada es más ingrato que no darnos a corazón abierto cuando es compartido. Nada. Que nadie nos engañe con el monólogo de que se desvanece. Con el soniquete que nos intenta convencer de que es etéreo, de que el tiempo lo difumina, que el uso lo disipa o que somos simplemente uno más en la cadena de otros. Porque tras esas palabras sólo se esconde la cobardía del que no lucha por construirlo cada día; porque cada afecto es único, cada ternura diferente, cada abrazo… un prodigio. Y dos, unidos, son irrepetibles. Puede que ya lo tengamos junto a nosotros o tal vez os espera a la vuelta. Puede que ni siquiera seáis conscientes de que puede surgir en cualquier momento, ni cómo ni cuándo, ni dónde ni porqué; ni qué es lo que hace que te llegue tan adentro, donde nadie ha logrado acercarse nunca. Solamente es necesario que en el momento en que ese torbellino nos lleve, cuando seamos conscientes de que algo extraordinario nace, nos demos sin límites. Sin ningún límite. Ninguno… Nada. Nada nos hace mejores que amar. Ningún sentimiento nos acerca a lo mejor de nosotros mismos como querer a alguien; aunque a veces desentierre también lo más oscuro de nuestra alma al sentirnos vulnerables. Al darnos cuenta de que nos quedamos expuestos a cada segundo; como si quien nos ama buscara absurdamente nuestros costados abiertos y no nuestra calma. Busquemos y al encontrarlo, dejémoslo todo en el intento. Al final nos quedaran sólo esos instantes grabados dentro como memoria de vida. Porque todo lo demás sí que es una ilusión. Porque todo lo que tiene precio, sí que no nos lleva a ningún sitio.Prosiland

Me Invente Porque No Me Encontraba


Playlist:
 Krewella - Broken Record (Chaz Jackson Remix)
 Matthew Mayfield - Mess of a Man
Rock & Roll Circus - I Can Feel The Fire
 Graham Candy - Back Into It
Brandon Flowers - Between Me And You
Tanlines - Pieces
Locución: floritura dj
Duración de la pista musical: 20.04 min.



Todo lo que nos ha sucedido durante nuestra vida, especialmente en la infancia, seamos conscientes o no, nos marca, nos condiciona. Filtramos la vida a través de esas experiencias. Como si llevásemos unas gafas con distintos filtros a través de las que vemos la vida. Los pensamientos que surgen en nuestra mente, las sensaciones o emociones que sentimos en nuestro cuerpo, las reacciones o comportamientos que tenemos, la forma en que nos auto explicamos lo que pensamos, sentimos y hacemos, nos condicionan. Van creando una forma de ver la vida, de vernos a nosotros mismos y a los demás, haciendo que desarrollemos un determinado tipo de personalidad o sistema defensivo o protector o máscara o personaje que nos ayudará a defendernos del entorno. Es lo que los psicólogos llaman el ego, o sea, las gafas para ver la vida que cada uno tenemos. Y nos construimos ese ego o ese tipo de personalidad, básicamente, para protegernos del dolor de no poder mostrarnos tal como realmente somos, porque nos hemos ido adaptando a como creíamos que teníamos que ser para que nos quisieran, sobre todo, las personas de nuestro entorno. Todos tenemos un ego, unas gafas de ver la vida, una personalidad, una máscara, una armadura, un sistema defensivo, un personaje que filtra toda la vida que vemos. Porque yo no veo la realidad, veo lo que “yo” veo y mi “yo” es muy su”yo”. El problema es que al ratito de ponerte las gafas o tu ego, que es sobre los dos añitos, se te ha olvidado que lo llevas, pero lo llevas, lo sepas o no. Te lo ve todo el mundo menos tú. A veces, si te dicen que llevas las gafas puestas, a lo mejor te das cuenta de que las llevas. Pero poca gente, porque la mayoría prefiere ver las gafas de los otros que las suyas. Los filtros de tus gafas te van cayendo sin que te enteres: el filtro de tu madre, el de tu padre, tu familia, tu pueblo o tu ciudad, tus amigos… En general, descubrir tus gafas suele ser doloroso, pero es liberador. Ver tus gafas, tus filtros, aceptarlos y poder quitártelos, ser quien realmente eres y no quien interpretas ser, al menos en la intimidad, te alivia. Cuando esto ocurre, como ya eres consciente, te las puedes poner y quitar cuando quieras. Pero hasta que llega ese momento, se pasa mal, incluso se lo puedes hacer pasar mal a los demás porque intentas imponerles tus mismos filtros, que siempre miran hacia el exterior pero no al interior, porque cuando empiezas a mirar al interior no te gusta lo que ves. Lo importante es darte cuenta de que las llevas puestas. Así, te las puedes poner y quitar en función de lo que tú decidas. Haces un papel u otro sabiendo que no eres ninguno de esos papeles. Es el saber quién eres el que te permite no identificarte con ninguno. Esto es precisamente lo que haces por la noche cuando te vas a dormir, a descansar. Te quitas las gafas, los filtros. En esos momentos no eres nada ni tienes nada que defender. Hasta que suene el despertador. Cuando suene ya te pondrás, conscientemente, el que toque. Todos nos pusimos nuestras respectivas gafas porque el niño pequeño que todos fuimos tenía miedo de no ser querido, de no ser aceptado, de ser rechazado y creía que con esas gafas, creándose ese ego o personalidad o forma ser, sí le querrían. Aunque ahora ya somos adultos todos seguimos llevando dentro un “niño interior”, que es nuestra parte vulnerable, herida, solitaria y desatendida. Ver las gafas que llevamos puestas, entender cómo hemos llegado a ser los adultos que somos actualmente, funcionando fundamentalmente a través de nuestro ego, máscara, personalidad o personaje, identificar a nuestro niño interior, comprender cómo se sentía en el entorno que le tocó vivir, asimilar qué le hizo actuar en la forma en que lo hizo, dejar salir las emociones que se quedaron bloqueadas, es fundamental para nuestro bienestar. El bienestar depende de las relaciones. Las relaciones con nosotros y con los demás. Pero es importante saber que hasta que no aprendemos a relacionarnos bien con nosotros mismos no podemos relacionarnos bien con el resto del mundo. Hasta que no aprendamos a aceptarnos, a sentir aprecio por nosotros y a amarnos a nosotros mismos, tampoco podremos expresar amor, aprecio y aceptación de los demás. Podremos relacionarnos con más gente, pero a un nivel superficial, sin tener auténtica intimidad. Tendremos dificultades en mostrarnos cómo somos, sin tener que escondernos detrás de la máscara que nos proteja de nuestros sentimientos más profundos. Ser consciente de todo esto no significa tener una visión pesimista o desalentadora de la vida humana, sino todo lo contrario. Significa poner la primera piedra para vivir mejor. Significa empezar a pasar de personaje a persona real. Una persona real no está sola, sino con los demás. Es con los demás, cooperativamente, como podemos ampliar la lista de personas reales, pues nuestra esperanza en vivir mejor no puede estar fundamentada en esperar que el mundo cambie a las personas, sino en que las personas cambien al mundo. Todos tenemos unas gafas para ver la vida. ¿Cómo son las tuyas? Café Desvelado

El Solsticio De Las Emociones


Playlist: 
Kelly Clarkson - Silent Night 
Abigail - Piel De Azucar 
Abigail - Si Hay Sueños, Hay Caminos 
Dinah Washington - Ole Santa 
Vaults - One Day I'll Fly Away 
La Oreja de Van Gogh - La Luz Que Nace En Ti 
Laura Pausini - Feliz Navidad 
Aquilo - Put Me Down 
Rozalen - Saltan Chispas 
Asaf Avidan - These Words You Want To Hear 
Amigas y Escritores Invitados: 
Sandra Stevent, Mila Gómez, Miguel Pina, Mónica Olivia Rodriguez Morales, Estrella Amaranto y Olivia/Alex Howard. 
Locución: floritura dj 
Duración de la pista musical: 33:37 min.


La navidad es ritual, es costumbre, es una de las tradiciones más prolongadas en el tiempo y también una de las más complejas. Es una fecha marcada en rojo en nuestros corazones para reunirnos con familiares y amigos, donde una mesa llena de viandas ricas nos une para brindar un año más por todo lo acontecido a lo largo del año que despedimos a ritmo de uvas en tropel, cava lleno de deseos al chocar las copas y regalos. Algunos regalos vienen envueltos con ganas de besos, otros en forma de ilusión debajo de un arbol y otros...que se hacen esperar para ponerles nombre porque todavía no habitan en nuestra realidad.Pero, ¿por qué dejamos pasar todo un año para estrenar esta felicidad? Hagamosla más frecuente en nuestras vidas para fortalecer lazos de unión y hermandad. Ah antes que se me olvide...los regalos que hagamos que lleven el sello de nuestra ciudad dando una alegría monetaria a los pequeños comerciantes y artesanos donde residimos. Bueno, lo dicho: Feliz Navidad deseandoos que haya paz y más hermandad entre los humanos. Sandra Stevent

Pasea como una nube por dentro de mi cabeza, momentos en la que está dispersa, con finas arrugas o filamentos largos y delgados, también siento su apariencia de velo ensombrecida..A ratos, se aleja para tornar más densa y dejarme más inquieta. Arremete cambios en los que la oigo derramar gotitas, partículas de tristeza, o cristales de hielo que me hacen duelo.En un aspecto ligeramente estriado, una luz la disipa y ahuyenta malos presagios, la nube queda pensativa tapando mi sol y hablando a la luna de los silencios.De nostálgicos recuerdos que se fueron, de especiales reuniones, de compromisos adquiridos, saludos y parabienes, en un banco de neblina atrapada en mil y una tarjetas navideñas.Cansada de su permanencia en mi cabeza me llega de más alto que ella una frase que escuché en un despejado día de otra nube pensante. "La navidad no es una fecha, es un estado en la mente. Mila Gómez 

Fue en mi primer viaje a la ciudad. Había que cerrar un acuerdo comercial y la productora me envío a mí. Era Navidad y estaba solo en Nueva York. Tras dormir hasta pasado el mediodía, decidí por fin salir del hotel. Caminé sin rumbo fijo y sin saber como, me encontré con la joyería Tiffany's. Era increíble, allí mismo y frente a su escaparate, la dulce Audrey desayunó con diamantes en 1961. Decidí entrar y observar como aquellas personas ultimaban sus compras navideñas entre luces de brillantes. El día empezó a oscurecer. Salí, tomé un taxi amarillo de esos que salen en las películas y me dirigí a los alrededores del puente de Brooklyn. Quería observar desde allí, el encendido de las luces navideñas. Esperé pacientemente sentado en un banco y por fin el clímax luminoso se hizo realidad. La ciudad era un enorme decorado navideño; un autentico sueño de luz y color. Y entonces, apareció ella...Se llamaba Paula y me sonrió. En un impulso increíble dada mi timidez, me acerqué, la acaricié el pelo y la besé. Desde ese día Paula y yo, no nos volvimos a separar ni una sola noche. Ahora cada año,volvemos a la ciudad de las estrellas a celebrar la Navidad. Miguel Pina

Cuando era niña me gustaba sentir que el invierno llegaba, lo cual era sinónimo de olor a azúcar y canela, a frutas y canciones, a flores y abrazos, de sonrisas y corazones confortados con pasteles de arándanos y manzanas. Ver a mi padre preparándose como en un ritual para Navidad, de días de posadas, haciendo piñatas, engrudo, ollas de barro y papel de china. Preparando el Nacimiento, esperando la llegada del Amor... del ¡Mismísimo Amor!, Recuerdo lo que nos decía a mis hermanos y a mí: "este tiempo es de deseos", pero cuidado como le hablas al Amor... las palabras tienen magia...si los haces de la forma correcta y desde el corazón, lo puedes conmover: "Es un Niño"....en dos segundos le sacas las lágrimas y te concede lo que le pidas. No olvido lo que mi Padre decía ahora que está cerca del Gozo y Consuelo del Amor. Es verdad que con el paso del tiempo, con el ir y venir vamos dejando como en escarpados escondrijos, esas cositas. El tiempo no vuelve atrás, pero volver a practicar, volver a recordar, es volver a vivir. Recordar lo mucho que amamos a nuestra familia y amigos, renueva el espíritu, alimenta y alegra el corazón. Ahí dentro como decía mi Papá, está la llave de los deseos. Si encuentras las palabras exactas los haces realidad. Así que mi deseo para tí, es que en tu corazón siempre habite el mismisimo amor...Que encuentres la llave y las palabras exactas para que tus sueños se hagan realidad, no solo en este tiempo.... todos los días de tu vida. Feliz tiempo, Feliz Navidad y Feliz Año Nuevo, que sea siempre con mucho, lo mejor. Mónica Olivia Rodriguez Morales 

La tarde no pintaba demasiado apacible, tampoco la estancia resultaba acogedora... Diez sillas estaban ya vacías en el amplio salón del recuerdo con mazapanes y botella de Anís del Mono poniendo el acento musical que requería la velada.Diez voces silenciadas en el eterno registro familiar, empolvado ahora de lágrimas de impotencia que arañaban el cielo de esperanza. Ya no había cena alguna que servir porque tampoco había motivo de reunión, ni tan siquiera invitados a los que llamar. En el exterior, los cometas comerciales con sus deslumbrantes ofertas se transformaban en dados trucados listos para los malabaristas de la ilusión infantil o del sombrero de copa con pajaritos a punto de perderse en la niebla del escenario de Papa Noel. Despacio, muy lentamente, descubría en el espejo a un desconocido que le observaba con un rostro que le costaba reconocer, quizás era él mismo o lo que todavía se mantenía intacto, su sonrisa invariable y eterna, el resto solo eran cicatrices de la vida y lágrimas de nostalgia. Recorrió la habitación, donde aún retumbaban los brindis de fin de año, aquellas paredes donde se guardaban las voces o las risas como si de un tesoro de tratara. La ironía de aquella lacerante realidad, hacía intransitable el instante, mientras los pies se iban hundiendo en un desierto de arenas movedizas. Estrella Amaranto 

La historia que te voy a relatar me la contó Prevert una vispera de navidad: Yo toco el piano, decía uno. Yo el violín, decía otro. Yo el arpa, yo el bajo, yo la flauta...Y los unos y los otros hablaban y hablaban. No se escuchaba la música porque todo el mundo hablaba y nadie tocaba nada. Un tipo en un rincón callaba. Y usted, ¿qué instrumento toca? Solo toco a Marisé con las yemas de mis dedos. Te cuento este cuento, cómplice, porque la ciudad huele a tubo de escape, porque tu casa huele a desencuentros rancios y soledad a veces, porque tus amigos andan siempre con prisa y porque solo los niños encuentra el momento de dar flores a los conejos. Andamos todos medio solos, medio locos y a fuerza de tanto hablar nos hemos olvidado de mirar, de decir palabras bonitas al oido. Y de tocar. No vivimos, nos desvivimos. Puesto que casi nadie toca en Navidad a Marisé con las yemas de los dedos, habrá que recordar que el destino de una piel es otra piel. Que, salvados los besos, lo demás, son historias. Olivia/Alex Howard

Todas Las Mujeres Habitan En Ti


Playlist: 
Rulo y la Contrabanda - Noviembre 
Alex Cuba - Vale Todo 
Luis Figueroa - Flor Palida 
Caloncho (ft. Mon Laferte) - Palmar 
Pepe Aguilar - María (Pop Versión) 
Pachi García - La memoria y los futuros recuerdos 
La Raiz - La Hoguera de los Continentes 
Gastelo - Demasiado Tarde 
Rebeca Jimenez - Adios Tristeza 
Locución: floritura dj 
Duración de la pista musical: 26.15 min.


Daría cuanto tengo, cuanto soy, cuanto seré y cuanto tuve, por abrirte de nuevo el corazón y dejarte entrar a saco en él. Sólo quiero saber que habrá más noches, que volverán tus manos a las mías, que desnudarás la ternura con ternura y que tu boca se abrirá camino de nuevo a los angostos rincones donde silenciamos el miedo a los silencios. Tendría que escribirte un poema. Un poema blando como el pan de cada día y azul como el mechón de mi pelo. Uno que te atara a mi piel y que dejara en la tuya palabras de porcelana. Tendría que usar las letras de un alfabeto sin inventar, las notas de un pentagrama, las sílabas de los silencios, los acordes de un corazón latiendo. Tendría que escribirte un poema que no olvidaras nunca, un brevísimo poema de arena derramándose por los espacios que dejamos al besarnos sin apenas rozarnos los labios, un minúsculo poema que durmiera siempre en tu pupila mientras yo no estuviera en ella. Pero no sé escribir poemas de amor.Sureando 

He decidido, como todos los días, alimentar el espacio que dejaste. pintar las hojas de los árboles cuando cae el otoño. despertar con caricias y fruta el recuerdo de tu piel por la mañana. camino con miel en los ojos, con el color de la playa cuando es de tarde, explico a mis brazos que la fuerza es una forma de amar al cielo, que las estrellas son el aterrizaje para escapar de ti. y vuelvo.resignada, sin tiempo, vuelvo al borde de la cama, directamente a tus ojos, regreso con la frente baja y los ojos de principio y final. entonces pienso en la gravedad de la lluvia, en la vida cíclica de un beso. por ti visto mis manos de soledad y esperanza, por ti mi cuerpo es el color rojo, por ti mi vida se escapa y descansa. he decidido, hoy, como todos los días, alimentar tu lenguaje de vacío, y dejarlo secar al sol.Andrea Cabel 

No hay nadie. La casa te recibe despertando de una siesta. Sus bostezos son luces que se encienden y contagian sosiego. El cansancio se adapta a las dimensiones, la soledad se acomoda en el aire. El único sonido eres tú.Cenarás, caerás rendido en la cama. Pero antes,en un libro marcarás una página como si fuera tu vida como quien separa un día de otro para recordar quién es y dónde vive. Agnolo Bronzino 

Siempre fue mucho más poético escribir sobre otra persona, contar que son sus miedos los que te hacen perder el equilibrio, que son sus dudas las que aplastan todas tus certezas y que es su boca el epicentro del terremoto que hay en tu pecho. Ya creo que fueron demasiados los poemas escritos para describir su forma de cerrar los ojos cuando el mundo le pedía calma y lo cierto es que hoy necesito hablarte de mí. Quiero contarte que pocas veces pronuncio la palabra adiós porque me aterra la idea de despedirme, y que cuando estoy triste, mi voz dicen que suena mucho mejor. Supongo que será esta rabia la que improvisa aquel blues y la melancolía la que arpegia Faling Slolyn, no sé. Nunca vi Titanic aunque más de una vez me hundí hasta el mismisimo fondo y la orquesta siguió sonando. La cobardía me ha ganado el pulso, pero también, en ocasiones, he sido capaz de mirar al destino de frente y de decirle que lo que él no hiciera por mí, ya lo haría yo. Y es que, hay que tener la valentía de dejar tirada a la rutina, romper los malditos relojes y olvidarse de ese maldito calendario que no hace otra cosa que ralentizar los latidos e impedirnos vivir.Olivia/Alex Howard

Una tarde que nunca olvidarás llega a tu casa y se sienta a la mesa. Poco a poco tendrán un lugar en cada habitación, en las paredes y los muebles estarán sus huellas, descenderá tu cama y ahuecará la almohada. Los libros de la biblioteca, precioso tejido de años, se acomodarán a su gusto y semejanza, cambiarán de lugar las fotos antiguas. Otros ojos mirarán tus costumbres, tu ir y venir entre paredes y abrazos y serán distintos los ruidos cotidianos y los olores. Cualquier tarde que ya nunca olvidarás el que desbarató tu casa y habitó tus cosas saldrá por la puerta sin decir adiós. Deberás comenzar a hacer de nuevo la casa, reacomodar los muebles, limpiar las paredes, cambiar las cerraduras, romper retratos, barrerlo todo, y seguir viviendo.María Mercedes Carranza 

Estoy bien, pese al pronóstico de lluvias copiosas que predijo anoche el señor del tiempo. Mi horóscopo advertía que no me moviese de casa, que algo malo iba a pasar. Sin embargo, lo he visto. Lo he sentido. Me levanté pronto esta mañana, aún a riesgo de no cumplir con mis ocho horas reglamentarias de sueño; pero explícaselo tú a mi insomnio y a las ganas de escribir que me arropan por las noches. Salté de mi quinto piso a la demencia de las calles sin abrir el paracaídas. Me rompí los tobillos y recuerdo que me dolió al caer lo que va antes de la cadera, que no eres tú. Aterricé en una aterciopelada superficie de rocas, que se dedicaron a hacerme cosquillas durante el tiempo que estuve tomándome un café, junto a un pájaro con forma de vinilo y tres libros de historia, que no paraban de hablar. Una vez dado el último sorbo a mi taza, un par de mariposas me animaron a cruzar al otro lado de la calle y, justamente ahí, lo vi claro. A eso se refería el señor del tiempo, lo que advertía el horóscopo. Un enorme corazón azul estaba a punto de engullirme sin masticar. Lo miré fijamente y noté cómo un torbellino se apoderaba de mi voz. Comenzó a llover en mi tejado y de las pestañas salieron toneladas de rosas rojas a modo de bienvenida. La luna, entonces, se tornó de un color verde pistacho que ya conocía de otro verano. La chica me miró y le crecieron nubes de colores en el centro del pecho. El corazón parecía no necesitar a nadie más y nos tragó sin mediar palabra. Ese calor me recordó a cuando el viejo tocadiscos me toca cada tarde un blues al oído. Ella me besó y mis rosas se mezclaron con sus nubes, y eso fue lo último que recuerdo. Me ha crecido un amor en la frente y siento unas ganas irreversibles de vivir entre esas nubes, en esta habitación azul. Estoy bien, pese al pronóstico de ayer, es sólo que me ha nacido un amor nuevo en toda la frente.Olivia/Alex Howard

En Serio Crees Que Me Quiero Dejar Domesticar


Playlist: 
Bondax - Giving It All 
Digitalism - Wolves (ft. Youngblood Hawke) 
 Panama Wedding - All Of The People 
Strangers - Shine On You 
Locución: floritura dj 
Duración de la pista musical: 13.06 min 




No me gusta este juego,pero me gusta jugarlo contigo.Me gusta saber que tú sabes que estamos jugando,sin compromisos,sin competir sólo tú y yo jugando a ver quien salta más,a ver quien toca antes el cielo.En el fondo es un juego divertido cuando se juega de mutuo acuerdo.Tú te diviertes y yo me divierto viendote rozar las nubes con tus diminutos dedos. Es simple,cuando no hay malentendidos és terriblemente fácil este juego...Ojalá fuera así con todo el mundo y no sólo contigo,porque contigo solo puedo jugar imaginariamente tal como lo haces tú conmigo,jugar entre comillas.Sin poder sentir las nubes entre tus dedos y los mios...sólo ella y él,en mi cabeza y en la suya. A veces creo que es verdad que estamos tocando las nubes,que le estamos haciendo cosquillas al cielo.Incluso oigo nuestras risas fíjate...és entonces cuando me tengo que obligar a hacer "click" y despertar de nuevo porque esto es divertidísimo sí,pero también peligroso.Corro el riesgo de quedarme atrapado en tu cabeza o,lo que es peor,en la mía. Aunque pensandolo bien...no sería tan malo quedarme en la tuya,la mía ya la tengo muy vista.Dawn To Dusk 

Necesito serme infiel a mí misma tres veces por semana, mirarme de vez en cuando en el espejo y no reconocerme, pero reconocer que no es mi reflejo el que está fingiendo, que soy yo. Insoportable la obsesión de que permanezcan intactos tus principios aunque esto suponga masacrar los estambres para que no germine la primavera. Insoportable la obsesión de tener que cerrar tres veces y dejar la llave puesta para prevenir males mayores. Como si la abolición de horizontes ávidos no fuera suficiente castigo. Me da miedo la retransmisión en directo de un adiós, la última hora del proceso rutinario que supone el olvido, la venta de la exclusiva más cotidiana. Me niego a decretar inmunidad a las espinas. Intentar encontrar el lado positivo del invierno es un acto de valentía, volver a la realidad con la boca llena de flores, retroceder cien daños atrás. Creo en depósitos de arrugas de gente llena de vida, en el zumo de naranja que recorre sus venas, en sus manías y rituales, en su nombre como antónimo de desaliento.Carmen Cermeño 

A mí me pierde llevar un libro bajo el brazo y esperar a llegar a casa para empezar a devorarlo. Abrir mi buzón, el de casa, y ver que hay cartas manuscritas con mi nombre, aún en estos días tan cibernéticos. Escuchar una canción que hacía siglos que no oía y ver que sigue poniéndome la piel de gallina. Ver mi cuarto con tantos objetos que se han ido acumulando a lo largo de años, todos tan llenos de significados. Oír a mi hija contándome una historia, cuanto mas banal mas importante. El momento glorioso de aterrizar en el aeropuerto de destino al iniciar las vacaciones. El momento de aterrizar en casa después de finalizado el viaje. El olor de las estaciones de tren , sus sonidos, que en Canarias nos parecen menos familiares simplemente porque no hay tren. Descubrir el deseo en sus ojos. Dejar que las palabras nos sigan llevando a mundos por nosotros inventados. Encontrar oídos que sigan creyendo en esos mundos. Pensar en mandar naves a esos mundos para repoblarlos. Tener ganas de contar, de hablar, de seguir levantando acta día a día del hecho de estar vivos. Ese es el milagro de la rutina. Todo lo demás, artilugios de escape, fuegos artificiales.El Detective Amaestrado 

Me gusta la poesía, me apasiona leerla, deglutirla, digerirla. Creo que el proceso de atrapar un poema tiene algo de lectura a la luz de la hoguera en una acampada. Con que inmenso placer descubro que aquel verso que acabo de leer transmite a la perfección todo lo que yo sentía , que ha sido capaz de ordenar mis sentimientos, ubicarlos de alguna manera en mi cabeza y en mi corazón, como si se tratase de las piezas de un mecano que andaban dispersas por el suelo y que alguien se ha molestado en agrupar correctamente,..... dándoles vida... La poesía es simple. Habla de tí y de mí, de lo que te ata al mundo y de lo que desprecias de él, de lo que sientes o de lo que podrías ser capaz de sentir, o de lo que nunca sentirás. En ocasiones leer un poema es como haberse tragado un espejo y mirar hacia adentro, a ver que se refleja.El Maestro Amaestrado

Música para Contar Veranos


Playlist: 
Mo Kalamity and the Wizards - Cima Vento 
Annalisa - Alice E Il Blu Margaux 
Avril - Oxygene
Locución: floritura dj 
Duración de la pista: 10.25 min 



 

Es una pequeña ceremonia. Escribir la última columna del curso con la cartera recogida, igual que de escolares, hasta que le arrolle a una el punto final y pueda salir corriendo con esa excitación que trae la promesa de vacaciones. Las mejillas sonrosadas tan sólo con imaginar los pies en la playa. El ánimo enseñoreado. La sensación de no pertenecer a nadie, al menos durante unas semanas. Bula para hacer lo que nos venga en gana, sin exámenes ni cuentas de resultados. La humedad que reblandece las urgencias y las importancias. La comprensión universal al dimitir del mundo enladrillado; ese mundo por el que a menudo nos echamos las manos a la cabeza asombrados o espantados, como si no fuera el nuestro. Una tregua, un paréntesis, una pausa. Un estar de permiso, casi una exigencia para limpiar la rutina, y volver “con las pilas cargadas”, decimos. Pero no avanzamos con pilas, sino gracias a un cerebro que a menudo tiembla ante la posibilidad de divorciarse del cuerpo. De noquearlo. De hacérselo pasar verdaderamente mal. De vaciarlo de ideas. De arrebatarle su brío, su trote genuino, incluso de retirarle la zanahoria que lo alienta para llegar a la meta. Contamos la vida por las muertes y los nacimientos, las parejas y las mudanzas, los trabajos y las enfermedades, las Navidades y los veranos. Estos suelen traer los recuerdos más hidratados. Tienen textura, sabor y piel: los castillos de arena, las erres rotundas de un arroz socarrat, las cosquillas de los niños, el agua transparente abrazándote entre las celdillas trazadas por el sol, el aceite de monoï. Y es que algunas grandes ideas, esas que han multiplicado nuestra vida, las hemos tenido tumbados al sol, cogiendo y soltando el hilo sin auriculares. Nos basta el gemido de las olas al morir en la orilla para soñar despiertos y convertirnos en personaje. Si la autocomplacencia es perversa, fantaseamos con nuestro funeral. Si es dulzona e histérica, nos hacemos una autoentrevista. Pero a medida que se acaban las preguntas, necesitamos confesar la verdad con la misma fe del jugador que va perdiendo en la ruleta pero aún cree en una última apuesta. Dice el libertino Fédéric Beigbeder en Una novela francesa, que leí con placer hace cuatro veranos: “El ser humano es un explorador; posiblemente a partir de cierta edad, deja de mirar adelante y da media vuelta. Si se ha reproducido, dispone de una guía para revisar su pasado”. Andamos en estas. En dejar de correr y regresar hacia aquello que nos explica. Empezar a desandar el camino que sólo creíamos de ida. Y al que regresamos cada verano.Joana Bonet

Como Si Fuese Fácil Dejarte Ir De Mi Vida


Playlist: 
Ben Kyle - Don't Settle 
Synapson - All In You (feat. Anna Kova) 
Rihanna & Drake - Work 
Lights - Up We Go (Knight One Remix) 
Locución: floritura dj 
Duración de la pista musical: 16.54 min



Si vas a intentarlo ve hasta el final de lo contrario no empieces siquiera Tal vez suponga perder novias esposas, familia, trabajo y quizá la cabeza. Tal vez suponga no comer durante tres o cuatro días Tal vez suponga helarte en el banco de un parque Tal vez suponga la cárcel Tal vez suponga humillación Tal vez suponga desdén, aislamiento El aislamiento es el premio Todo lo demás es para poner a prueba tu resistencia, tus auténticas ganas de hacerlo y lo harás A pesar del rechazo y de las ínfimas probabilidades y será mejor que cualquier cosa que pudieras imaginar Si vas a intentarlo, ve hasta el final No existe una sensación igual Estarás sólo con los dioses Y las noches arderán en llamas Llevarás las riendas de la vida hasta la risa perfecta es por lo único que vale la pena luchar. Charles Bukowski 

Tienes el pasado y la esperanza dibujada en tu muñeca derecha. La urgencia del futuro te late en la izquierda. Me tienes a mí pensandote en el centro. Tienes todo el nervio en la espalda y el equilibrio en las pestañas… y lo dejo todo por ser funambulista en tus clavículas. Tienes el disfraz de superhéroe en el armario, rasgado de perder batallas. Salvas vidas, y la mía entre inspiraciones. Vas a sudarle colores a mis horas, y yo… yo voy a ponerle tu nombre a los domingos.hubounavezquevilaprimavera 

Aquí faltan te quieros galopando entre el jadeo y el gemido. Sobra la duda ante lo que tachan de distinto, de prohibido. Faltan polvos en los baños de los bares. Sobran paredes grises, muros, políticos y bocas llenas de cinismo. Falta revolución a gritos. Sobran imbéciles que juegan al amor arrastrando sus fracasos por las faldas que se acercan. Faltan valientes que nos miren a los ojos sin mirarse a la entrepierna. Sobran musculitos, posturitas, tronistas, carroñeros. Falta cantar desnudos y bailar sin miedo. Sobran los bises después del adiós. Faltan labios que se muevan al detalle diciendo un ‘joder, te estoy echando de menos’. Sobra hambre, guerras, ricos y engaños. Falta risa y hacerle cosquillas a todo el daño. Sobra el egoísmo enmascarado de dolor, de ausencia de sentimiento. Faltan cojones, ovarios, canciones y bares abiertos. Ni nos sobran ganas, ni nos falta certeza, vida, pero hay que seguir luchando, y ahí, está la diferencia.Lamernos con Palabras 

La vida es una fiesta de disfraces en un cuarto de espejos invertidos y nos probamos máscaras y frases y risas y disgustos y vestidos y besos y zapatos y antifaces y libros y condones y latidos y corbatas y miedos y qué haces y cómo estás y miércoles y olvidos. La vida es una fiesta de disfraces con máscaras y rostros confundidos, con espejos farsantes y veraces, con ojos sordos y ciegos oídos. La vida es una fiesta de disfraces: eterna danza entre desconocidos. Todas los días a la misma hora unos se visten, otros se desnudan, unos dicen adiós, otros saludan, alguien ríe a mansalva, y alguien llora. Todos los días a la misma hora unos afirman ser lo que otros dudan, unos fijan su sitio, otros se mudan, alguien dice “después” y alguien “ahora”. Cada día, en el mismo instante escaso, alguien lee un poema, alguien lo escribe, alguien deja de andar, alguien da un paso, alguien da besos, alguien los recibe, alguien muere, alguien nace... pero acaso todos los días el Ayer prescribe.Alexis Díaz Pimienta

Marcas Invisibles de Injusticia en la Piel


Playlist: 
Kwabs - Fight For Love 
Thoss - Swing 
The Suffers - Make Some Room 
Luca - Best On ft. Tei Shi 
Wray - I Am A Loner 
Locución: floritura dj 
Duración de la pista musical: 18.33 min.


 

Ando últimamente algo decepcionado con la especie humana, subespecie gente cercana a mí. Parece que nos hemos instalado todos en aquella terrible frase, egoísta e insolodiaria de "tu problema es tu problema, no el mío", o, a lo peor, con una solidaridad gastada, tibia, carente de valor. La misma que desplegamos cuando vemos los que mueren en las pateras cruzando el océano, "pobrecitos", y seguimos a nuestros quehaceres. Analizar esta situación, aplicándola a mi y al momento en el que estoy inmerso, es francamente doloroso. Creo que lo que mas me hace daño y me hiere es esta suerte de memez social en el que nos hemos visto envueltos, donde vivimos en compartimentos emocionales completamente estancos. No parece haber lugar para el dar un paso adelante, el distinguirse de los demás. La consigna, no escrita pero asumida por todos es "no te metas en problemas". Y así nos va, causandonos mas problemas por no atajarlos a tiempo, por no ser eficaces emocionalmente, salvo si lo hacemos a tiempo parcial. Estoy por crear una Brigada Afectuosa Social. Voluntarios, simpatizantes y aficción en general, nos vemos en las barricadas de lo cotidiano. Ahí se dirimen las luchas mas encarnizadas de hoy en día. (Hoy estuve pensando en los días que hemos sido tan felices. Nunca se borrarán.Necesito acorazarme con sensaciones vertiginosas que me mareen)El Detective Amaestrado 

Cerrar los ojos sabiendo que el mundo aún espera una explicación que solvente tantos agujeros y que lo único que podamos hacer es cansarnos hasta que nos duelan los dedos de tanto pulsar botones. En algún punto de África de vez en cuando alguien averigua minutos antes de morir que ha sido manipulada hasta el genocidio. Ecologistas, científicas, políticas, economistas, biólogas, todas enfrentadas mientras nosotras bailamos sin saber que aspecto tiene realmente nuestro gen egoísta. Ese que es capaz de hacernos sentir la evolución como un pasillo tan largo que nos hará más viejas pero no más listas. Aprender es saber mirar dentro de los errores de otras hasta ahogarse en ellos y cuando la esperanza está perdida recuperar la compostura, sacudirnos el polvo y seguir andando hasta que el corazón decida que la partida que empezamos hace siglos es un juego demasiado complejo para nosotras.Olivia/Alex Howard 

Me declaro mujer porque he renunciado a la estética universal, a la cocina, a los hijos y a los jefes, porque mis piernas son transparentes y mi deseo está intacto, porque atino tan sólo a una punta del espejo, acabo de llorar junto a mi madre y lavo resignadamente mis ropas, porque acudo con tiros en la recámara cuando la cabeza se corroe y te recuerdo, porque asumo mi feminidad desde las 6 a.m. y a veces trafico con mis heridas, porque me declaro impaciente, y de vez en cuando soy los hombres que coleccionan vientres, porque me deshojo en cada otoño y no tengo primaveras posibles, (a no ser los gestos de tu noche azul), porque mi hermano está ausente y su fotografía recorre los pasillos de nuestra latitudinal casa me declaro mujer porque también consigo putas y al otro día sufro de amnesia, porque fumo tabaco y aquel niño ha descompensado mis pupilas, porque mi parte masculina se quedó atascada en los ojos de aquella muchacha hermosa, porque aprendí a defender la vida de quienes han muerto, porque venero las diosas milenarias y mi padre ahora me acompaña en un pequeño baúl hecho de polvo, porque no soy sabia pero mi instinto es científicamente prodigioso, porque voy al ginecólogo, al mercado y al dentista con la misma incertidumbre y sin dinero me declaro mujer porque en mis tempestades soy menos frágil, puedo ejercer la autodeterminación el auto desconocimiento y el auto padecimiento porque me hubiera gustado recobrar la amiga disipada en el absurdo, porque perdí el alma feriándola por un beso, porque mis senos no son más extensos que las letras de mi nombre, porque un día conocí el amor olvidé con quién y al otro día era sábado porque mi pasatiempo son las recetas para dormir, y sueño un amanecer en el sur y con luciérnagas me declaro mujer en toda la extensión de mi territorio, desde el musgo que atora mi razón, hasta la firmeza de mis perfumes, con la vida que me corresponde, y a partir de mi acostumbrada e inédita forma de saberme mujer.Ana Guzmán 

Hay muchas mujeres lapidadas a lo largo de la historia. Su vida fue de jaurías y de toros rabiosos de sangre alzada de mordeduras largas. Mujeres que le devolvieron al mundo la embestida, que se inmolaron o tuvieron que matar para seguir viviendo, esas que en la hora más oscura roturaron el campo con sus uñas para que vos y yo pasemos. Hondas mujeres que quizás una lenta madrugada marcharon al fuego o a la horca por cosas tales como desordenar el orden público por inventar una nueva manera de descifrar la vida por tener voz o por infieles o ateas. Ellas ya no están. Sus cabezas reposan sobre un siglo o dos. Sus ojos ya no existen. Pero de ellas perdura una hebra sutil un hilo ciego que sin saberlo nos hace crecer y despertarnos en la noche con unas ganas inmensas de vivir de derribar todos los muros de desafiar todas las hogueras así como de amar y de pulsar todas toditas las guitarras de la tierra.Ana Ilce Gómez 

He decidido que no iré a la guerra -a ninguna guerra- En las noticias sobran las palabras y en las almas faltan bombas de respeto y sensatez. La plaza de todos los pueblos es un buen lugar para sentarse todas las mujeres, quiero imaginar todas las plazas llenas, todas las guerras vacías. Sí, he decidido que no iré a la guerra. Puerta por puerta, como una antigua vendedora de elixires, llamaré para vender la paz al precio de una sentada en la plaza del pueblo. Las mujeres tenemos la paz en las entrañas y no parimos guerras. Mientras los hombres matan a los hijos lloramos lágrimas de sangre, en súplicas desvanecidas al carón de las trincheras del hogar. El undécimo mandamiento golpea los pechos que cobijan la vida -No mates a mi hijo no mates al padre de mi hijo, no mates a mi padre; no mates a sus madres no violes a sus hijas- ¡ No matar No violar ¡ Las guerras matan las manos del poder. En la plaza del pueblo hay sitio para todas las mujeres que siguen empeñadas en crear vida. Y al otro lado, los hombres se alejan para destruirla. Por eso, he decidido que no iré a la guerra ¡ a ninguna guerra!Juana Corsina

Música Para Mi Marciana


Playlist: 
Bahama Soul Club - Moaners (feat. Bessie Smith) 
Capetown - The Night feat. Phebe Starr 
Haute - Down 
Lisa Mitchell - Wah Ha 
Locución: floritura dj 
Duración de la pista musical: 14.55 min. 



Hay amores de película y hay amores de espot. Amores de largometraje y amores que apenas llegan a los veinte segundos. Y sin embargo, aún así, algunos espots son más bellos que millones de películas juntas. La Gioconda, quizás el cuadro más universal jamás pintado, no pasa de los 55 cm. de ancho. Para ser grande, para ser bello, para ser memorable, no hace falta extenderse más allá de lo necesario. El fin siempre justifica los miedos. Quizás por eso hoy me atrevo con una cosmología afectiva sacada de la manga. Quizás por eso hoy me hago trampas al solitario en este pequeño universo que cabe en un 'sí'.Empecemos por los cuerpos celestes. En esta vida te encontrarás, en esencia y grosso modo, dos tipos de amantes: estrellas y planetas. Las estrellas, como todo el mundo sabe, brillan con luz propia. Es una luz nítida, sin paliativos, sin concesiones. Es una luz tan intensa que no puedes mirarla fijamente, es una luz que atraviesa la oscuridad y la destruye. Es una luz que crea vida, que te arropa, que te da calor. Y es una luz que enamora porque no depende de nada ni de nadie, porque es libre, porque es y será así esté donde esté. Pero ojo, porque es una luz que consume a quien la emite. Si nos fijamos bien, las estrellas están en permanente combustión. Se destruyen a sí mismas para proyectar su luz, y aunque nos encantaría pensar lo contrario, sabemos que lo único eterno es la oscuridad. Por eso son tan bellas. Por eso son tan únicas. Y tan raras. Y tan fungibles. Y tan especiales. Y tan inolvidables. A su alrededor encontrarás, sí o sí, los planetas. No hay una estrella que se precie sin un planeta que la orbite. Y eso tiene una razón de ser. Los planetas necesitan de su luz para subsistir. Son incapaces de generarla por sí mismos. Así que se enganchan al primero que les dé algo por lo que estar ahí, algo que les dé visibilidad, que es otra manera de decir que les haga existir. Es cierto que es en algunos de ellos donde brota la vida, pero no nos engañemos, son una rarísima excepción. Himno generacional número 83. El resto, la gran mayoría, son lugares inhóspitos y demasiado fríos o demasiado calientes como para que surja nada. Es cierto que luego están los satélites, escisiones de lo que un día fueron, tan pequeños y desesperados que se llegan a enganchar a cuerpos sin luz. Y ahí se quedan, atrapados en un ciclo creciente y menguante, condenados a que lo más memorable que les pueda ocurrir en la vida sea un eclipse. O los cometas, que no dejan de ser trozos de otras relaciones que vagan por el universo incapaces de comprometerse ni de sentar la cabeza. Son casos perdidos, bellos a ratos, sí, hasta ponen rumbo a ti. Por último, se encuentran los agujeros negros, elementos peligrosísimos, pues se alimentan de materia ajena. Cualquier materia les va bien. Vampiros emocionales del tamaño de una galaxia. Si un día te ves atrapado en uno de ellos, puede significar tu final. Porque lo mejor que puede ocurrirte es que te conviertan en basura espacial. En este complicado universo de relaciones, lo más difícil es entender que la única fuerza no es la ley de atracción. Existe la ley de correspondencia, que dice que un cuerpo te atraerá más si te enteras de que se siente atraído por ti. Existe la ley de rozamiento, que dice que hace el cariño, que deviene en confianza que da asco. Existe la ley de la fuerza centrífuga, que dice que un cuerpo que abandona una órbita libera exactamente la misma energía que le impedía seguir siendo feliz en la relación. Y la de la fuerza centrípeta, que dice que donde hubo retuvo, que siempre te atraerá algo de lo que te atrajo. Y existe la ley de los cuerpos comunicantes, sobre la que nadie aún se pone de acuerdo. Sea como sea, yo no sé si soy estrella, planeta o agujero negro, pero en mi camino emocional exijo estrellas. Y cuanto más mayor me hago, antes identifico las que no lo son. Es uno de los gajes de hacerse viejo, que lo ves venir todo a años luz. Hay amores de película y hay amores de espot. Amores de largometraje y amores que apenas llegan a los veinte segundos. La diferencia es que los primeros los vives solo una vez. Y los segundos, te guste o no, estás condenado a repetirlos tantas veces como les dé la gana a ellos, incluso en contra de tu voluntad.Risto Mejide

Música Para Seguir Creyendo En Ti


Playlist: 
The Popest - I Know You Know (feat. 37 Hit Songs) 
Bob Marley & Rihanna VS Maroon 5 - Disturbia Like Jamming 
Major Lazer - Lost feat. MØ 
Locución: floritura dj 
Duración de la pista musical: 11.40 min. 


Creo. Hoy de verdad, que creo. Mañana no sé, me lo vuelves a preguntar. Pero hoy sí vuelvo a creer. Y no hay nada ni nadie que pueda arruinar este acto de fe. Porque no depende ni de ti ni de ellos, hoy depende sólo de mí. Y he decidido que ya estoy harto, que creo. Y que pienso seguir creyendo. Acabo de sentir justo el pellizco en el alma que me hacía falta. Así que allá voy. Creo a pesar de los escépticos. De los agnósticos. De los apóstatas. Y de los ateos de botellón. Creo a pesar de los datos. Del pasado. De la tendencia. Y del FMI. De los hechos. De la realidad, puta como ella sola, que se hace aún más falsa cuando rima con verdad. Y ojo que no creo en lo que hay, sino en lo que faltaba. En lo que no vi. En donde no estuve. En lo que me quedaba por ser. León come gamba. Peón cuatro rey. Creo en la gente que cree. Porque es la gente que no se conforma. Porque es la gente que cambia lo que hay. Porque es la gente que nos hace soñar. Y sacudir las cosas. Y avanzar. Creo que las situaciones -como las personas- se cambian de dentro a fuera y no al revés. Que si el cambio es en sentido inverso, no deja de ser maquillaje, de cara a la galería, revolución de postín, postureo vital.Creo en la gente que ya sólo tiene su fe. La que es refutada todos los días. La que tiene cada vez menos motivos para creer. La que está harta de credos ajenos. La que sólo puede escuchar porque le han quitado hasta la voz. Silencio latente. Buenos de verdad. Los que hablamos todos los días somos justo los que somos menos de fiar. Escuela del mundo al revés. Buen viaje, maestro. Suerte que nos dejaste un libro de abrazos. Y otro lleno de espejos con los que conversar. Creo. Creo. Creo. Ya vuelvo a creer. Y es que creo que estás ahí. Porque te he visto. Porque te he sentido. Y porque te he hecho sentir. Creo en las relaciones que aportan risa y silencio, Eros y Thanatos, pasión y paz. Creo que mientras no dependamos el uno del otro, seremos inseparables. Que mientras dure, lo nuestro será eterno. Y creo que fracasar no tiene nada que ver con ir acumulando ex. El verdadero fracaso habría sido no encontrarnos jamás. Que sí, coño, que me he enamorao. Y si suena muy cursi me la trae al pairo. Como alguien me dijo una vez, un romántico es aquél que aspira al lujo de enamorarse sin tener que pagar un alto precio por ello. Y yo hoy he dejado el romanticismo para otros. Todo al rojo. All in. Que aquí hemos venido a jugar. Hoy creo. Por fin creo. Creo del verbo crear. Fabrico una nueva fábula a la que me mudo sin vuelta atrás. Quédate con las noticias, que para mí ya no son de actualidad. Por fin se ha hecho la luz en mis ojos. Y brillan, porque jamás deberían haber dejado de hacerlo. Y sonríen tanto que hasta la boca les demanda por intrusismo gesticular. Creo y así descubro cosas que creía haber olvidado, pero ahí están. Creo que la convivencia mata el miedo. Y que el miedo es el único y verdadero pegamento social. Que el día que no tenga miedo a perderte, será nuestro final. Creo porque la ilusión no tiene otro remedio. Es su manera de respirar. Y creo porque me he vuelto a emocionar, pero emocionarme hasta un punto que da hasta miedo. Esta emoción que es un pozo sin fondo, que por mucha que gastes, siempre vuelve con la misma fuerza, siempre te vuelve a engatusar. Creo en la magia sin trucos. Nada por aquí. Nada por allá. Y de repente, todo lo demás. Y si mañana me estrello no pasa nada, sabré que ha valido la pena, la verdad que me dará igual. Prefiero un solo segundo muriendo contigo, que vivir toda una eternidad.Risto Mejide

Y te lo digo al oído, si hace falta


Playlist: 
Daughn Gibson - It Wants Everything 
Tula - Wicked Game (Flin Remix) 
Jackson Breit - I (Love Myself) 
Mandelbarth - Palmtree 
Locución: floritura dj 
Duración de la pista musical: 14.37 min




Erase una vez una chica que creía profundamente en el amor. Pensaba que sin amor la vida de cualquier lesbiana estaría vacía. Y la suya lo estaba, pero por propia decisión. Igual que creía en el amor también creía firmemente en el amor perfecto. No todos los amores servían para llenar ese vacío en su vida. Se había resignado a contemplar la vida, verla pasar buscando a ese amor perfecto. No se permitía ni un minuto de descanso, cualquier momento de distracción podía traer consecuencias fatales. Por su mirada pasaron muchos amores, la mayor parte platónicos. Sobra decir que en ninguno de ellos encontró su amor perfecto. En ningún momento se preguntó si su búsqueda tenía sentido, si algún día tendría final bueno o malo, le daba igual. Nunca se cuestionó su búsqueda porque...en el fondo sabía que la búsqueda era mucho más bonita e interesante que la solución misma a tanto amor perfecto.Olivia/Alex Howard 

Ambos están convencidos de que los ha unido un sentimiento repentino. Es hermosa esa seguridad, pero la inseguridad es más hermosa. Imaginan que como antes no se conocían no había sucedido nada entre ellos. Pero ¿qué decir de las calles, las escaleras, los pasillos en los que hace tiempo podrían haberse cruzado? Me gustaría preguntarles si no recuerdan -quizá un encuentro frente a frente alguna vez en una puerta giratoria, o algún “lo siento” o el sonido de “se ha equivocado” en el teléfono-, pero conozco su respuesta. No recuerdan. Se sorprenderían de saber que ya hace mucho tiempo que la casualidad juega con ellos, una casualidad no del todo preparada para convertirse en su destino, que los acercaba y alejaba, que se interponía en su camino y que conteniendo la risa se apartaba a un lado. Hubo signos, señales, pero qué hacer si no eran comprensibles. ¿No habrá revoloteado una hoja de un hombro a otro hace tres años o incluso el último martes? Hubo algo perdido y encontrado. Quién sabe si alguna pelota en los matorrales de la infancia. Hubo picaportes y timbres en los que un tacto se sobrepuso a otro tacto. Maletas, una junto a otra, en una consigna. Quizá una cierta noche el mismo sueño desaparecido inmediatamente después de despertar. Todo principio no es mas que una continuación, y el libro de los acontecimientos se encuentra siempre abierto a la mitad.Wislawa Szymborska 

Que no crezca jamás en mis entrañas esa calma aparente llamada escepticismo. Huya yo del resabio, del cinismo, de la imparcialidad de hombros encogidos. Crea yo siempre en la vida crea yo siempre en las mil infinitas posibilidades. Engáñenme los cantos de sirenas, tenga mi alma siempre un pellizco de ingenua. Que nunca se parezca mi epidermis a la piel de un paquidermo inconmovible, helado. Llore yo todavía por sueños imposibles por amores prohibidos por fantasías de niña hechas añicos. Huya yo del realismo encorsetado. Consérvense en mis labios las canciones, muchas y muy ruidosas y con muchos acordes.Por si vinieran tiempos de silencio.Raquel Lanseros

Las lenguas viajan por el cielo de la boca, siempre aladas, como ángeles caídos. Al decirte que mi nombre era Ilusión, mis palabras no tuviste en cuenta. Y seguiste llamándome como antes, como siempre te supe en tu imaginación. Las lenguas nos llevan de un lugar a otro, siempre en tránsito, guiadas por la gravedad. Jamás te vi tan desnuda como aquel día que me pusiste sal en la lengua entonando un "no te vayas de mi vida" silencioso y veraz como la luna. La lengua nueva era tuya y soñé con ella toda una vida, sin saber dónde posarme. Ahora que ya lo sé, el cielo cambia de lugar cada noche.Olivia/Alex Howard

Música Para Bailar Sin Tacones


Playlist: 
Kolaj - The Touch 
Lupa - Statues 
Ida - Ease My Mind 
Locución: floritura dj 
Duración de la pista musical: 13.19 min 




Esos martes cualquiera, que pasarían desapercibidos si no fuese por la cantidad de horas que tiene la mañana, esos, son los que me dan la vuelta y hacen que eche de menos las resacas de pasarme de ti. Tú contando los lunares con besos. Yo dando rienda suelta a mis demonios. Tú descalzo por mi vida, sin hacer ruido, pisando las baldosas amarillas que bordean el corazón, sin llegar a rozarlo. Tú uno más. Yo dos menos. Nada de buscar palabras a sentimientos. Tú pasando desapercibido, sorteando a los malditos soldados que protegen mi muralla, esa que esconde un saco con sentimientos, tan lejos como sea posible de ser vistos por ti o por cualquiera. Yo escribiéndote poemas que te leo mientras duermes. De espaldas, cerrando fuertemente los ojos, intentando desenvolverme. Tú creando la lluvia. Yo desvistiéndome despacio, y tú vestido de risa. Tú de espina y yo de rosa, trepando por la enredadera de sudores en la que se convierte la cama, llena de tormentas. Tú sin cara concreta, pero sí de besos seguros, de esos que desvisten febrero y repartes de la manera más justa y equitativa en cada uno de los poros de mi piel. Tú de soldado raso. Tú sin nombre, ni edad, ni números. Sin fechas, ni límites. Sólo una hora, la de volver a dejarnos querer sin quererlo. Sin saber nada de nosotros, pero la almohada cacheándonos sin prisa.Lamernos Con Palabras 

Despuntabas los domingos con afán, la última luz de la semana te la servías con hielo,el vaso ancho, un vino añejo.Cogías los recuerdos de dos en dos,aliñándolos con lo fiado,con sencillez, con descaro tentabas al lunes desde tus labios.Luego el fuego y el quemarte soledades fumando ciento sesenta y ocho horas en verso. Un guiño a la madrugada que te trae el insomnio, la falta de besos, el exceso de daños. Y ya estás listo, maldiciendo primaveras cuando el sol roza el piano, el gato te cede una vida, alquilas un otoño, segunda mano. La pared tatuada de los versos que lloraste un diez de mayo, las ruinas que se caen en tu costado. La vida tan puta en cama de todos, cobrando cuarenta la hora, abriéndose de piernas, rompiendo lazos. Algo suelto que te alarga un par de tragos, te vas deshaciendo, se va apagando. Es domingo, pesan los años.Lamernos Con Palabras 

Bastante tendrás ya con no morir en esa parte del corazón que reservo a los fracasos, a los besos de una noche, a los versos de un poeta, al más mínimo roce y disimulo o esta lluvia que da sed. Bastante tendrás ya con quedarte instalado en mí durante el resto de tu vida, – o de la mía– que es mí a quién le cuesta no idealizar el pasado y desvestir el presente sin rozarte. Bastante tengo ya con lo que tengo, con lo que pesas, con lo que arrastro. Bastante tendrás ya con lo que te desgasto, con lo que te grito, con lo que te abrazo. Bastante tengo ya con no tenerte,con destrozarme, con arrancarme a versos tus recuerdos, con recordarle al mundo que no estás. Bastante tendrás ya con existir y con saber que joder a un poeta es declarar una guerra a las palabras. Bastante tengo yo con ordenarlas a tu antojo en mis costillas. Bastante dicen ya de ti sin mí a sus espaldas. Y por si no tenías bastante, me entrego en vida y letra a la nostalgia, idealizo la idea de volvernos, de querernos. Un pecado: Te estoy haciendo inmortal. Y te estoy haciendo inmortal en cada verso, en cada beso, en cada historia, en cada guiño, en cada canción, en cada palabra, en cada esquina, y en cada rato que dedico a escribirte, aquí, tatuando árboles, mojando de tinta los papeles, dejando tu nombre al lado de la palabra siempre. Bastante tengo ya contigo.Lamernos Con Palabras

A La Vida Hay Que Exigirle Mucho


Locución: floritura dj 
Duración de la pista musical. 15.13 min 




A la vida hay que exigirle mucho. A la vida hay que exigirle bien. Porque no te preocupes que ella ya se ocupará de exigirte a ti cuando menos te lo esperes y por la razón más insospechada. Un día sales de casa y búm. Un día vuelves de un chequeo rutinario y zas. Un día coges el coche y pam. Es siempre más tarde de lo que te crees. Cualquier día te cambian las reglas de este juego al que llamamos vida, y lo hacen sin que nadie te pida permiso y sin avisar. Así que plantéatelo ahora o atente a las consecuencias. Porque puede que jamás exista un espérate, porque puede que para ti no haya previsto un después.Por eso, yo exijo. Exijo sentir cosas todos los días. Buenas, malas y regulares. Todas y cada una de ellas. Me da igual. Miedo, asco, rabia, ira, sorpresa, alegría y tristeza. Porque un día sin emociones es un día perdido.Y porque ahí donde la emoción manda, es siempre donde ocurren las cosas, es donde yo exijo estar.Yo exijo. Exijo no pasar ni un sólo día sin estar enamorado. No hablo de estar acomodado. Ni de dejarme simplemente llevar por la inercia. No. Exijo mariposas todos los días. Y exijo también a alguien a mi lado que las quiera mantener más allá de lo razonable, más allá de lo racional. Alguien que esté dispuesta a dejarse la vida en el intento. Y que quiera casarse cada día conmigo. Y que lo demuestre en cada tempestad. Exijo que se lo curre tanto o más que yo. Y si no, no me vale la pena ni el simple hecho ya no de estar en pareja, sino de respirar. Ah y una cosa más. Exijo que la prudencia se tome vacaciones eternas conmigo. Porque jamás me ha garantizado nada el hecho de ir poco a poco. Ni me ha hecho más feliz. Exijo que deponga sus armas hasta que me asegure que mientras yo sea prudente, nada de lo que me gusta se va a terminar.Yo exijo. Exijo viajar hasta que el cuerpo aguante. Cada rincón del planeta esconde algo o alguien que tiene algo que enseñarme, cada kilómetro recorrido es otra lección de la que aprender. Soy consciente de que hay casi doscientos países en el mundo, y que yo habré visto siempre muy pocos, con mucha suerte llegaré a conocer la mitad. Y sobre todo, lo más importante, habré estado siempre en menos de los que visité. Un destino es una oportunidad para reencontrarse. Un hogar es donde vacías tus maletas. Y un origen es donde dejas que crezcan los recuerdos. Por eso, por mucho que te alejes, ellos se crecen más.Yo no exijo un trabajo, exijo dejar de tener las sensación de trabajar. Porque es entonces cuando te estás dedicando a lo que realmente te gusta. Porque es entonces cuando realmente puedes llegar a ser bueno, o como mínimo, a poderlo disfrutar. Cuando el ocio deja de ser la negación del negocio. Cuando los lunes dejan de ser un suplicio, para convertirse en el único día de la semana al que quieres llegar. Lo antes posible, o sea, ya. No concibo ni un sólo día de mi existencia dedicado a algo que no merezca mi tiempo, mi vida, mi sacrificio, mi dedicación profesional. Pero es que yo exijo también conversaciones. Conocer gente que me aporte algo interesante. Dejar de perder el tiempo con historias tóxicas y desgastadas. Exijo una vida sin capullos, sin mediocres, sin gilipollas, que ya tengo bastante conmigo. Y ponerme a sumar. Siempre sumar. Cada vez me queda menos tiempo para desperdiciar. Así que me he vuelto muy exigente con el tiempo que le dedico a cualquier prójimo. No porque no lo merezcan, o porque yo me crea especial. No tiene nada que ver con eso. Sino con la sensación de unicidad, de que esto que puedo vivir hoy tiene fecha de caducidad. Cada minuto que te dedico, se lo estoy quitando a los demás. Así que me tiene que valer la pena. Algo me tiene que aportar. Dejarse de tonterías e ir al grano. No es una pose. Es una obsesión por aprovechar cada oportunidad.Y ya puestos a exigir, yo exijo luz de luna. Como Chavela. Pero no sólo para mis noches tristes. Para las alegres, también. Y exijo que el sol vuelva a salir por donde quiera. Porque si sale siempre por el mismo sitio, te juro que pillo la pistola de Saza y me lío a tiros como él.Yo le exijo todo esto a la vida.Y lo más importante, como sé que no está en sus planes proporcionármelo, no pienso quedarme de brazos cruzados esperando a que me lo facilite.Lo pienso ir a buscar.Risto Mejide

A Las Colas De Lagartija Les Gusta El Verano


Playlist: 
The Jungle Giants - Mr Polite 
The Phoncurves - Lover 
Rainy Day Women - Mrs Jones 
Babe - Circles 
Locución: floritura dj 
Duración de la pista musical: 13.00 min.




A la palabra verano le pasa como a algunas parejas que conozco. Juntas tienen un sentido muy diferente a si las partes por la mitad. Pero qué ocurre cuando la disección no es ni de lejos simétrica ni equitativa. Qué pasa cuando las cortas por otro sitio que no es la mitad. Hay gente que se ha quedado a medias para siempre por culpa de haberse dejado jirones del alma en la relación. Y por ahí pululan, deambulan, merodean tratando de completarse de cosas que les faltan por culpa de otro que se las llevó. Y como no las encuentran en nadie nuevo, están condenadas a traficar con su propia insatisfacción. A morir por falta de uno mismo. A culpar al nuevo de lo que alguien de mi pasado me robó.Son colas de lagartija. Se mueven, parecen vivas, pero en realidad dejaron de estarlo el día que les dijeron adiós. Fueron víctimas de un futuro que las engañó. Y ahí siguen, tratando de ahuyentar la soledad a base de espasmos, como si las horas fueran moscas a las que alejar de uno. Eso les pasó por diluir el yo en un nosotros cualquiera. Por olvidarse de conjugar la primera persona del singular. Dejaron de ser dos y creyeron que siendo uno serían más felices. Y suele ser siempre demasiado tarde cuando se dan cuenta de que no. De que ese tiempo nadie se lo va a devolver.Y qué ocurre con la otra parte. Esa mitad a la que le extirpan de golpe la cola, parte fundamental en la definición del yo. Pues aquí se da un fenómeno maravilloso que los biólogos aún no aciertan a comprender del todo. De pronto, de alguna manera que aún continúa siendo un misterio, las células empiezan a regenerar la parte que faltaba hasta que la reconstruyen. Hasta que se repara por completo el daño causado. Hasta que la cola vuelve a ser cola. Y aquí no ha pasado nada. Ellos lo llaman autonomía caudal. Los psicólogos lo llaman resiliencia.Yo creo que no se atreven a llamarlo por su nombre: enamorarse.Todos tenemos más o menos autonomía caudal. Capacidad autoregenerativa natural. Levantarse de un revés emocional creándose un universo nuevo de la nada. El tipo que inventó eso de que un clavo quita otro clavo, realmente la clavó. Pero lo importante no es simplemente volverse a emocionar. Lo importante es hacerlo siempre como la primera vez. Sin diferencia alguna entre la cola que te cortaron y la que has generado de nuevo. Volver al punto cero con la misma ilusión del primer día. Vivir como Dori buscando a Nemo. Y creerte que por fin la has vuelto a encontrar.Yo no concibo enamorarme de otra manera que no sea para siempre. Si no es eterno, para qué exigirse una exclusiva, oiga que no me compensa, que no me vale la pena. Para eso están las follamigas. Y los amigos de siempre. Y la gente que te quiere de verdad. La que te estimula intelectualmente. La que te hace soñar. Todo lo demás, es subcontratable. Como lo definía categóricamente mi amigo Pedro Ruiz: El polvo, por lo que vale. Ni un euro más.Por eso, ahí va otro consejo que no me has pedido: si te vas a enamorar, hazlo como las lagartijas. Echa mano de tu autonomía caudal. Extírpate las células muertas, déjalas ahí que pataleen fingiendo estar vivas, y tú céntrate en la relación que vas a regenerar. Concéntrate en construir un universo nuevo. Un lenguaje nuevo. Un nuevo historial. Algo que pueda durar. Porque esta vez puede que sea así. Y si al final no lo es, jamás lo vivas como una pérdida de tiempo, ni mucho menos un fracaso. Porque si todas las cosas que acaban fuesen consideradas un fracaso, en esta vida todo, absolutamente todo, estaría destinado a fracasar. Y sobre todo, cuando la gente te mire con escepticismo, disimula tu condescendencia y repíteles dos frases: Todo el mundo se cree que se ha enamorado alguna vez. Hasta que se enamora alguna vez.Risto Mejide